CRONOLOGÍA DE LA ASTROLOGÍA

Los esclavos griegos, que los romanos habían capturado, introdujeron la astrología en Roma. Se conocía a estos tempranos astrólogos como “astrólogos del circo”; a los romanos les gustaba hacer fuertes apuestas en las carreras de carros romanos, y llevaban a ellas a sus esclavos astrólogos para que predijeran los ganadores.

Tras la caída de Roma, la astrología entró en declive – en realidad sufrió un eclipse total – del cual no se recuperó hasta el 1200. Una de las razones de su declive fue que, durante la era romana, se vinculó mucho a la astrología con la superstición. Cuando la cristiandad se extendió, se combatió la astrología por considerarse un trabajo del diablo y así, se desalentó su estudio. San Agustín (354-430) fue uno de los miembros de la Iglesia joven que predicó vehementemente contra la práctica de la astrología.

En el mundo árabe, la astrología continuó siendo una ciencia rara. Uno de los más importantes y conocidos astrólogos árabes fue Albumassar (805-886). La traducciones de sus trabajos llegaron a Europa y contribuyeron a que volviera a despertar el interés por la astrología.

Para el Renacimiento, la astrología había alcanzado un nuevo esplendor. Los papas católicos la usaban rutinariamente y León X (1475-1521) tenía muchos astrólogos entre su personal en la corte papal. La familia Médici; los príncipes gobernantes de Italia, desde alrededor del 1400 al 1600, fueron grandes patronos de la astrología, las artes y la literatura.

Hacia fines del Siglo VII, época de escepticismo, Sir William Herschel descubrió un nuevo planeta, llamado primero Herschel y después Urano. El descubrimiento contribuyó a una creciente opinión del público de que los datos de los astrólogos eran incorrectos a la hora de realizar sus cálculos celestiales. Los astrólogos tuvieron que adaptarse nuevamente al descubrimiento del Planeta Neptuno en 1846 y de Plutón en 1930.

La fundación de la Sociedad Teosófica, en 1875, por Madame Helena Blavatsky, colocó a la astrología en un nuevo camino de auge y jugó un papel importante en el renacimiento del interés intelectual en la astrología.

Madame Helena Blavatsky

Para finales del Siglo XIX, dos populares astrólogos: Alan Leo y Evangeline Adams, ayudaron a difundir la astrología entre millones de personas. El primero, Alan Leo, astrólogo británico, publicó una influyente revista llamada “The Astrologer´s Magazine” (La Revista del Astrólogo). En 1914 se lo enjuició acusado de ser adivino, aunque el caso fue desestimado. No obstante, en 1917 se le volvió a procesar y le fue impuesta una multa de 25 libras esterlinas. Pero esto no sería impedimento para el lanzamiento de su nueva revista “Modern Astrology” (Astrología Moderna). Sus libros fueron los primeros en explicar la astrología a los no iniciados.

Por su parte, la famosa astróloga Evangeline Adams, conocida como la primera astróloga estadounidense, también fue enjuiciada por adivina en 1914 por su predicción del incendio de un hotel en Nueva York. En la corte, se le entregó un horóscopo anónimo para que lo interpretara. Dicho horóscopo pertenecía al hijo del juez, quien quedó asombrado con su precisa lectura señalando que: “la acusada elevaba la astrología a la dignidad de una ciencia exacta”.

Durante la Segunda Guerra Mundial, los jefes nazis usaban la astrología con propósitos propagandísticos. Joseph Goebbels, el Ministro de Propaganda de Hitler, tenía varios astrólogos entre su personal. Uno de ellos era Karl Ernst Krafft, que tradujo y reinterpretó las predicciones de Nostradamus en forma que parecía favorecer la causa de los nazis. Krafft cayó en desgracia después de la deserción de Hess a Inglaterra, culpando a la astrología al afirmar que había sido enloquecido por los astrólogos. Krafft murió posteriormente en un campo de concentración.

Karl Ernst Krafft

En 1988, la astrología se convirtió en noticia cuando un asesor de la Casa Blanca reveló que la primera dama Nancy Reagan, esposa del Presidente Ronald Reagan, consultaba regularmente a su astróloga personal, Joan Quigley, para programar acontecimientos y citas de gran importancia, tanto para sí misma como para su esposo.

Este no sería el último caso donde un mandatario acudiría a los servicios de una astróloga, más recientemente, en 2017, la presidenta surcoreana Park Geun-Hye, fue acusada de haber colaborado con su amiga Choi Soon-Sil, apodada la “Rasputina surcoreana”, para presionar a las grandes multinacionales surcoreanas y que estas firmas donaran fuertes sumas de dinero a las fundaciones y compañías que Choi controlaba.

A través de su “asesora astrológica”, quien fue condenada a 20 años de prisión por tráfico de influencias e injerencia indebida en los asuntos de Estado, la presidenta, también condenada a 14 años de cárcel, filtró información confidencial importante.

Si te fue útil este artículo, por favor comenta, o mejor, suscríbete!

One comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.