LAGUNA CHAXA, PUEBLOS TOCONAO Y SOCAIRE.

La Laguna Chaxa, a unos 2300 metros sobre el nivel del mar, es un destino turístico, así como una estación de observación ornitológica de flamencos, principalmente. Es parte del Sistema de Protección de Áreas Silvestres de la CONAF, y se encuadra dentro de la Reserva Nacional “Los Flamencos”, creada el 17 de octubre de 1990, por Decreto Supremo Nº50 del Ministerio de Agricultura, constituyendo uno de los mejores lugares en Chile para el avistamiento de estas especies, junto al Salar de Surire en la Región de Arica y Parinacota.

Su terreno se conforma de estratos fangosos y poca profundidad, permitiendo la proliferación de microinvertebrados y de formas microscópicas, que son la base de la alimentación de los flamencos, entre otras aves, como La Parina Grande, Parina Chica y el Flamenco Chileno. La entrada tiene un valor de 2500 pesos chilenos por persona.

¿CÓMO LLEGAR?

La ruta más fácil para llegar a la Laguna Chaxa es tomar un vuelo hasta el Aeropuerto El Loa Calama (CJC), Región de Antofagasta. Luego se debe viajar hasta San Pedro de Atacama por la ruta pavimentada CH-23, a unos 100km. Una vez en San Pedro, se debe emprender camino hacia el pueblo Toconao a unos 38km, por la misma ruta 23, hasta llegar a la intersección B-379, donde giras a la derecha hasta llegar al cruce con la ruta B-355, que lleva directo a la laguna. El pueblo Socaire se encuentra a unos 53km de Toconao, por la misma ruta CH-23.

En el Tour Lagunas Altiplánicas que ofrece Hemisferio Chile, se parte de San Pedro de Atacama a las 06:30 para llegar a las lagunas sobre las 08:00, justo al amanecer y antes del abordaje de las grandes ordas turísticas. Posteriormente se visita la Laguna Chaxa, el pueblo Toconao, famoso por su Iglesia San Lucas, declarada Monumento Nacional, y el pueblo Socaire, hecho de roca volcánica.

Campanario San Lucas. Toconao.

El pueblo Toconao está construido enteramente de piedra liparita, también conocida como “piedra pómez”, roca ígnea volcánica vítrea, con baja densidad —flota en el agua— y muy porosa, de color blanco o gris, que entre sus bondades, mantiene temperado el interior, independiente de la estación climática. Debe su nombre de las palabras kunza tocknar, que significa piedra, y ao, lugar. Según diversos estudios científicos, Toconao data de más de 12.000 años de antigüedad y todos los vestigios arqueológicos que fueron encontrados están en el Museo Gustavo Le Paige, en San Pedro de Atacama.

Sus habitantes se identifican con un pueblo indígena u originario. Entre su calendario de festividades y recuerdos está el día de San Lucas, patrono del pueblo, en el mes de octubre. Celebran también el carnaval en agradecimiento de la cosecha frutal con el inicio de la cuaresma de la iglesia católica, en febrero. También se celebra la Fiesta de la Virgen del Carmen, el 16 de julio.

En 2006 se estableció una comunidad indígena atacameña autodenominada “Comunidad Ancestral Lickanantai de Toconao”, amparada bajo la Ley Indígena Chilena N° 19.253 y legislaciones internacionales sobre pueblos ancestrales y originarios de las Naciones Unidas, ligada además a los derechos humanos.

Campanario San Lucas. Toconao.

Gracias a la pureza del agua, la zona permite el cultivo de todo tipo de frutas, algunas especies nativas y otras traídas por los conquistadores españoles. En su plaza central se ubica la Iglesia y Campanario de San Lucas, que datan originalmente del siglo XVIII. Aunque fueron reconstruidos después de terremotos e incendios, conservan su encanto y ambos fueron declarados Monumento Nacional. Son cuidados actualmente por la congregación de monjas de la orden Jesús Verbo y Víctima.

La actividad del pueblo se basa en la talla de diversas esculturas de piedra volcánica, y miniaturas de los mismos, que son extraídas de una cantera de la propia comunidad indígena. Otra parte de la población trabaja en la minería no metálica de las explotaciones del gran salar, extracción de litio, bórax, yodo, salitre etc., explotadas por la empresa SQM y con la cual la comunidad ha mantenido negociaciones y conflictos relacionados con las aguas y la sobreexplotación que puede sufrir el salar, lo cual haría peligrar la fauna nativa del sector y que esta fuertemente arraigada en las ceremonias y compromiso ecológico y de supervivencia en el futuro de otros proyectos de la comunidad.

Iglesia Pueblo Socaire

Por último, pero no por ello menos imporante, el pueblo Socaire se ubica a 3500 metros por sobre el nivel del mar, siendo el último pueblo chileno en la Ruta CH-23 hacia Argentina, a través del Paso Sico. Sus habitantes cultivan árboles frutales y cosechan habas, maíz, quínoa, alfalfa y otros productos.

Conocido por sus pequeñas casas sin ventanas, su edificio patrimonial histórico más importante es la iglesia antigua, muestra artística de temática religiosa, que cuenta con obras del periodo colonial. Socaire celebra su día festejando a su patrono San Bartolomé, el día 24 de agosto. Otra fiesta es la “La Limpia de Canales“, el 14 de octubre. Las mujeres tienen su industria artesanal en tejidos a mano con una gran variedad de prendas. El agua para su consumo es de muy buena calidad y la obtienen de algunas vertientes cercanas.

Iglesia Pueblo Socaire

El pueblo vive de la pequeña agricultura y la minería no metálica. En la actualidad es apreciado por su vista privilegiada al Salar de Atacama, su artesanía en lana ovina y camélida, por su comida típica y sus construcciones.

Si te fue útil este artículo, por favor comenta, o mejor, suscríbete!

4 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.