COMIDA VIETNAMITA. DEL FIDEO "PHO" A LA CARNE DE PERRO.

Vietnam tiene una rica oferta gourmet para los amantes de la cocina y de la comida. Su gastronomía emplea, -además de arroz como ingrediente base – muchos vegetales, hierbas y especias, algunas de ellas como la “hierba limón” y las “hojas de lima kaffir“, que las encontrarás por doquier. Los fideos pho y los bocadillos bánh mì son de las principales especialidades, estos últimos pueden llevar jalapeños, menta, pepinillo, salsa de soja, picante, carne de varios tipos, tortilla o huevo frito y cilantro. Pero también merecen tu opinión los rollitos fritos” o Chả giò y el clay-pot de berenjena y doufu.

Entre sus delicias marinas debes probar el “Cá cuốn ho, un panecillo de pescado envuelto con cebollas, el Cá kho tộ” dígase el pescado caramelizado en una olla de barro y el Chạo tôm”, una masa o pastel de camarón.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es carne-de-perro-hanoi.jpg

De los más exóticos que seguro no vas a probar por principios fundamentales de tu existencia están el balut” o “hột vịt lộn, un huevo de pato fertilizado con un embrión casi desarrollado en el interior, que se hierve y se come en la cáscara. Luego también seguro verás y tal vez probarás – puede que sin saberlo – la carne de perro (foto anterior). En Vietnam, el perro no es precisamente el mejor amigo del hombre, sino más bien el mejor alimento.

Cada vez más personas desaprueban comer este tipo de carne animal, per-r-o sigue siendo “un hábito muy arraigado”, práctica que las autoridades han condenado, pues podría afectar negativamente la imagen del país como un lugar civilizado.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es pic_9911.jpg

Cada año, el mercado vietnamita consume alrededor de 5 millones de perros criados para consumo humano, una cifra similar a la cantidad de animales domésticos. La carne de perro no está regulada por las autoridades en términos de seguridad y calidad. En Hanoi y Ho Chi Minh por ejemplo, hay muchos restaurantes y mercados que la venden, pero ningún matadero afirma tener perros para sacrificar. Si visitas Vietnam, mejor hacerlo sin mascota, no te vayan a saborear al cachorro.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es hanoi-3.jpg

Pero no sólo lo comestible resulta adictivo, el café vietnamita no tiene nada que envidiarle al café cubano, colombiano o costarricense. Particularmente tienen un mezcla tan enérgica como explosiva, y no es más que el cà phê sữa đá, que literalmente es “café con leche condensada y hielo”, no has vivido plenamente esta dulce vida si no has degustado esta maravilla, y ojo, no sabe igual con otro tipo de café, debe ser el vietnamita.

Otra de las especialidades del elixir negro de los hombres blancos es el café con huevo. Así es, una variedad que se elabora con la clara montada del huevo, que resulta en una crema muy suave. Pero no se hizo el café para la boca del asno, mezclas afrodisíacas encontrarás por montones, como el café con yogur, con frutos rojos e incluso con helado de coco, para morirte para’o.

Si te fue útil este artículo, por favor comenta, o mejor, suscríbete!

4 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .