ANGKOR WAT. FLORA Y FAUNA.

Visitar Angkor Wat no solo es recorrer sus ruinas, sino también sentir la selva, ver a los monos corretear libres y respirar aire fresco cargado de historia. La mayor estructura religiosa construida del mundo demuestra hoy que la senda del turismo sostenible no es una utopía.

Entre sus árboles habitan casi 100 especies de aves, como los periquitos de pecho rojo, alejandrinos, drongos, orioles negros y águilas serpientes con cresta. En el sitio web https://samveasna.com/ puedes descargar una lista de aves recientemente vistas en Angkor.

Dentro de esta maravilla de la naturaleza se encuentran algunos de los bosques mejor protegidos del noroeste de Camboya y algunos de los árboles más antiguos del país. Incluso cuando entras a Angkor desde Siem Reap, los caminos están bordeados y sombreados por árboles altísimos que protegen templos en su interior, como por ejemplo el majestuoso “Dipterocarpus Alatus”, también conocido como el árbol de la resina, que crece hasta 50 metros de altura y posee 2 metros de diámetro.

Los “árboles hilados” o “Tetrameles nudiflora” o “árboles de algodón de seda”, que crecen en las paredes de muchos templos, son los arbustos más famosos de la zona, especialmente en el Templo de Angkor Thom, donde la naturaleza se ha comido la estructura, literalmente.

Otras especies de árboles son los “Ficus Gibbosa” o “Higo Jorobado”, el “Lagerstroemia Calyculata” o “Guayaba Crespón” y “Árboles de Ébano” o “Dyosporis”. También encontrarás muchas plantas con flores a lo largo de los fosos y caminos de Angkor, incluidas impresionantes orquídeas, jengibres silvestres e incluso plantas carnívoras.

Debido a la conversión de la tierra de los bosques a la agricultura en las últimas décadas, muchos mamíferos se han alejado de las personas y han encontrado refugio en este lugar. Los más comunes son los macacos de cola larga, las ardillas rayadas y los murciélagos de frutas. Aunque rara vez se ven, los estudios han demostrado que Angkor es el hogar de ciervos de ratón y gatos leopardo. Si bien una gran parte de la fauna se perdió durante décadas de guerra civil, la Autoridad Nacional de APSARA está trabajando actualmente en cooperación con Wildlife Alliance para reintroducir más animales en peligro de extinción en un futuro cercano.

Los insectos y otros invertebrados probablemente representan alrededor del 80% de todas las especies animales en Angkor, desempeñando un papel esencial en los ecosistemas. Si bien hasta ahora se han realizado pocos estudios para evaluar su diversidad, cada visitante no dejará de notar las libélulas, mariposas y hormigas siempre presentes que se encuentran en todas partes, así como gigantes montículos de termitas. Los mosquitos son los únicos insectos por los que deberás preocuparte, pero nada que un buen repelente no logre mantener a raya.

Este paraíso de la naturaleza es el hogar de unas 30 especies de serpientes, la mayoría de las cuales no son venenosas y rara vez se ven durante el día. Los lagartos se encuentran comúnmente en todos los templos y muchas especies de ranas viven en los muchos fosos de sus estanques, aunque son más fáciles de detectar durante la temporada de lluvias.

Si te fue útil este artículo, por favor comenta, o mejor, suscríbete!

3 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .