Año del Tigre 2010 – 2022.

El tigre es el tercero de los doce animales, por detrás del buey, y el segundo animal en la series de años pares. Muchos creerán que un animal tan pintoresco y con tan marcada identidad no presenta calificativos negativos, y así es, o al menos eso dicen los nacidos en el año del felino, los acuarianos.

El tigre es un animal cazador, y por ello, es símbolo de la casta guerrera. Los chinos creen, por lo general, que las personas nacidas en el Año del Tigre son seres independientes, de carácter fuerte y aventurero, capaces de superar las dificultades. El tigre es poder, valentía, un animal de acción, que persigue un objetivo, que se hace notar.

El primer año del tigre en el Siglo XXI fue el 2010, donde tuvimos un “Tigre de Metal”, asociado al Planeta Venus, de polaridad “Yang. Su próxima presentación será en 2022, pero esta vez será un “Tigre de Agua/Aire”, perteneciente al Planeta Mercurio y también de polaridad “Yang”, según los de la bola de cristal.

EL TIGRE EN LA LITERATURA

En la Revista Sinorama, “Los Hijos del Tigre”, página 29, se habla del descubrimiento de fósiles de tigres al sur de China que tendrían cerca de un millón de años. Así mismo, según el libro “Aproximación Semiótica a la Narrativa”, página 137, Editorial Universidad de Antioquía, escrito por Ángela Betancur Garcés; en las regiones orientales se muestran dioses protectores de territorio y hombres portando pieles de tigre. En los sepulcros, colocaban tigres de piedra porque se creía que hasta los demonios tenían miedo ante ellos, siendo el tigre el espíritu guardián de la tumba.

En simbología, según el Libro de los Hexagramas del I Ching, se asocia su ferocidad con el otoño y con lo “sereno”, idea que parece contradictoria porque el tigre no tiene apariencia serena. Citado en Chevalier y Gheerbran, “Diccionario de Símbolos”, página 996 y éste a su vez citando a Zelenine, “Le Culte des Idoles en Siberie”, París 1952; en Siberia, para los “Ghiliak”, un pueblo de ascendencia mongola de la Isla Sajalín, el tigre era un hombre verdadero que no toma el aspecto de tigre a no ser necesario.

El “Diccionario de Símbolos” de Juan Eduardo Cirlot, España 1969, Editorial Siruela, dice en la página 265, que para los chinos, el tigre de jade simbolizaba el período de crecimiento de las fuerzas naturales y el autor cita al libro “Chou Li” 周礼, uno de los cinco clásicos del canon confucianista y que junto al I Li, compilados en el Siglo II A.C, recogen las enseñanzas de los primeros maestros acerca de los ritos, siendo la fuente original de este simbolismo.

En el capítulo XVIII del “Chou Li” 周礼, se menciona que el material del que está hecho el tigre es jade, y que el jade corresponde al “Yang” 阳, principio masculino y elemento seco, y que cuando moría un miembro de la Casa Imperial, se colocaban objetos de jade dentro del ataúd, siendo uno de esos objetos una tableta de jade blanco en forma de tigre, con el cual se rendía homenaje a la región oeste y se colocaba a la derecha del cuerpo del difunto.

En el mismo “Diccionario de los Símbolos”, página 400, de Jean Chevallier – Alain Gheerbrant, hace referencia a Lao Tse 老子 (padre del concepto de unidad absoluta y al mismo tiempo mutable, denominado “Tao”, o Taoísmo 道教, que conforma la realidad suprema y el principio cosmológico y ontológico de todas las cosas) y a su libro “La Virtud de la Vía”, donde justifica el hecho de que el tigre se colocara a la derecha de los muertos para significado de la igualdad en la guerra, pues el lado derecho era el sitio del guerrero en las horas funestas.

Ahora bien, en China, el tigre parece desempeñar un papel similar al del león en las culturas africanas y occidentales. Aparece, pues, como éste, en dos estados diferentes (y como el dragón): como fiera salvaje y como fiera domada. En este aspecto, se emplea como figura alegórica de la fuerza y el valor militar en los puestos al servicio del derecho. Cinco tigres son investidos de la misma significación que en el cristianismo –sólo en el aspecto de orden espacial y en defensa de ese orden contra el caos- desempeña el tetramorfos. El tigre rojo reina en el sur; el tigre negro reina en el norte, en el agua y en el invierno; el tigre azul reina en el este, en la primavera y en los vegetales; el tigre blanco domina en el oeste, en el otoño y en los metales.

Finalmente, el tigre amarillo (color solar), ocupa la tierra y manda a los otros tigres. Se halla en el centro, como el emperador en el centro de China y China en el centro del mundo. Esta división por cuaternidad, más el quinto elemento central, es arquetípica de lo situacional. Cuando aparece junto a otros animales, su significado se modifica según la relación jerárquica; así, en su lucha con un reptil, expresa el principio superior, pero inversamente si combate con un león o un ser alado.

EL TIGRE EN EL ARTE

En la cultura china y desde la antigüedad, el tigre ha sido la musa de muchos artistas a lo largo de la historia, lo vemos en figuras talladas en piedra y en las vasijas de bronce de las Dinastías Shang (1766- 1122 A.C.) y Chou (1122-221 A.C.). Una de las más importantes piezas arqueológicas encontradas es una vasija ceremonial de bronce, la cual muestra el cuerpo en espiral de una mujer tigre, con cabeza, fauces, patas de tigre, un ciervo entre los cuernos y con su bebé en brazos, que se remonta al año 1766 A.C. Dicha representación suele ser calificada por algunos historiadores como “La Tigresa”, también conocida como la diosa “Chang Di”, antepasada del clan de los Chang, de la que habla la obra “Shiti Ji” del Siglo IV y de las diosas tigres “Nu Kua” 女娲 o “Huanghe” 黄河, interpretada de forma inexacta como un tigre devorando a un hombre.

En la imagen anterior se muestra una jarra de cerámica con forma de vasija, “Hu” 壶, perteneciente a la Dinastía Han Occidental 西汉 (206 A. C.- 220 D. C), creada a imitación de una vasija de bronce con motivos de animales como un tigre, pájaros y un ciervo, similares a aquellos encontrados en las vasijas de bronce del Periodo Zhou tardío (771-256 A.C.).

EL TIGRE EN EL FOLCLÓR

En el folclor, los amuletos con forma de tigres ayudan a prevenir enfermedades. En el Festival del Bote del Dragón, que se celebra el quinto día del quinto mes lunar principalmente al sur del país, los barcos dragón portan adornos con forma de tigre, para tener buena suerte en la regata.

Antiguamente, se seleccionaban 5 guerreros para defender el imperio, a los que llamaban “Los Cinco Tigres” o “Wu Hu” 五虎, como símbolo de la fuerza protectora. Los tigres representaban a los guardianes de los 4 puntos cardinales y del centro. Una pintura de estos 5 felinos suele estar presente en el lugar más llamativo de la casa, para atraer la buena suerte.

En casi imposible hablar del tigre y no mencionar al “Kung Fu” 功夫, se representa con el Tigre, el Leopardo, la Serpiente, la Grulla y el Dragón. Al ver Kung Fu, Grulla, Serpiente y Tigre en la misma frase, enseguida se nos viene a la mente la mítica saga de “Kung Fu Panda” 功夫熊猫. Los dos primeros animales (el tigre y el leopardo) son considerados de naturaleza Yang 阳, más activos y externos, los dos siguientes (serpiente y grulla) de naturaleza Yin 阴, más internos, y el Dragón es el que reúne las cualidades de todos ellos. Cada uno de estos animales representa una virtud, un tipo de comportamiento, una habilidad a conquistar. El Tigre representa la observación, fuerza y belleza a la vez, el rayo y la tormenta como elemento natural, la temperancia y la persuasión.

El Diagrama “Taiji Tu” 太极图, símbolo que representa los conceptos de la filosofía “Yin Yang” y del “Taiji”, o principio generador de todas las cosas, se muestra habitualmente rodeado por los ocho trigramas del I Ching, que en occidente se suele conocer como “el símbolo del yin y el yang” o “el símbolo taoísta”.

Dicho diagrama se compone de dos figuras idénticas, engastadas en un círculo, que queda dividido por una ondulación formada por una línea partida y una línea continua respectivamente, mostrando dos partes simétricas, una sección blanca y otra negra, con un punto blanco en la parte negra y uno negro en la parte blanca, pues siempre hay un elemento del yang en el yin y un elemento del yin en el yang.

Se decía que el desequilibrio entre el yin y el yang era el causante de revueltas, inundaciones y enfermedades. Los adivinos y médicos chinos, aconsejaban a gobiernos e individuos sobre cómo restablecer la armonía en las relaciones entre el yin y el yang. Esta teoría se identifica claramente con la figura del tigre y del dragón. Para los chinos, los dos animales representan las dos “conciencias” o “puntos de vista” del hombre, en los que se basa para definir su conducta. Una, el dragón, más calmada y reservada, y la otra, el tigre, con más temperamento e impulsiva.

Los conceptos fundamentales que componen la teoría del “Feng Shui” 风水, literalmente “Viento y Agua”, son el “Qi” 气, el “Yin Yang” 阴阳, los “Cinco Elementos” 五行, los “Ocho Trigramas” 八卦 y el “Luo Shu” 洛書, están basados en los principios taoístas de Lao Tsé. El “Qi” 气 es la fuerza vital, “Ruach” para los hebreos, “Ki” para los japoneses y “Prana” para los hindúes. Es la fuerza que anima a todos los seres vivos, la esencia sutil del universo, soplo de vida universal, la energía primigenia de los mundos. En el “Feng Shui” 风水, el tigre es considerado protector, y se cree que si una persona coloca la figura de un tigre o felino fuera de su casa u oficina, obtendrá su protección.

Los “Cinco Elementos” 五行 también tienen su contraparte con los “Cinco Animales Celestiales” 五物, que son la “Tortuga Negra” (parte trasera), el “Dragón Verde” (lado izquierdo), el “Tigre Blanco” (lado derecho), el “Ave Fénix” (parte delantera) y la “Serpiente Amarilla” (el centro) en una construcción. La similitud entre la postura del tigre al lado derecho es la misma que mencionamos anteriormente al referirnos al tigre de jade en los sepulcros.

La teoría del “Feng Shui” 风水 se aplica también a la planificación urbana, el lado derecho de las construcciones es llamado “Li” 理气, y es el lado Tigre. “Li” 理气 representa el “Fuego”, se cree que es un lado bastante peligroso, por lo que hay que evitar movimiento de electrodomésticos y cualquier otro utensilio eléctrico. El dragón y el tigre son elevaciones que tienen que existir a la izquierda o derecha de un lugar. En zonas urbanas, un dragón eficaz puede ser una edificación más alta que la nuestra ubicada a su izquierda. Un tigre efectivo puede ser una edificación baja que esté a la derecha.

EL TIGRE EN LA MITOLOGÍA

“Feng Po Po” 风婆婆, la diosa de los vientos, literalmente “Señora Viento”, es representada como una anciana muy arrugada, montando un tigre sobre un camino de nubes. Así mismo, “Cai Shen Ye” 财神爷, dios de la abundancia, la riqueza y la prosperidad, es representado con una espada en la mano y cabalgando un tigre para simbolizar el control que ejerce sobre el animal. Se cree que fue un general de la Dinastía Qin (221 A. C. – 206 A. C.), y con frecuencia es retratado montando un tigre negro.

“Xiwang Mu” 西王母, que significa “Reina Madre de Occidente”, es una diosa taoísta, soberana de los inmortales. Existe la teoría de que fue la antigua reina de algún territorio primitivo, aunque no se puede afirmar con exactitud, ya que la primera referencia escrita que se conserva sobre ella se remonta al Siglo II A. C., y para entonces, ya era motivo de culto. Aparece como un personaje majestuoso, que en ocasiones exhibe atributos de felino como una cola de tigre. Según la leyenda, habita en un fabuloso paraíso situado al Oeste, en las Montañas de Kunlun. Allí, se dedica a cultivar los melocotones de la inmortalidad, que florecen cada 3.000 años. Cuando maduran, Xiwang Mu 西王母 invita al resto de los dioses a un banquete, donde se consume la tan preciada fruta. Está acompañada por un amplio séquito compuesto por espíritus femeninos de menor importancia. Es venerada por las mujeres chinas que han cumplido los 50 años.

“Zhu Rong” 祝融 dios del fuego que ayudó en la separación del cielo y la tierra, monta sobre un tigre y rige las normas del hemisferio sur. Es el padre de “Gong Gong” 共工, un demonio que causa inundaciones y que junto a Fuxi y Shennong, es uno de los tres augustos míticos de China, que habitaba en lo que actualmente es el Distrito Hui, de la Provincia de Henan.

“Gyalpo Pehar” རྒྱལ་པོ་དཔེ་ཧར, uno de los ocho dioses y espíritus altivos en la mitología y religión tibetana, es el líder de una banda de cinco espíritus gyalpo que más tarde se convertiría en la deidad protectora del Monasterio Nechung, en el Siglo XVII y bajo el auspicio del Quinto Dalai Lama, Ngawang Lobsang Gyatso. Pehar monta sobre un tigre blanco y es el regente del norte.

“Sarruma”, un dios cuyo nombre significa “Rey de las Montañas”, es el hijo del dios “Teshub” (dios del Cielo y la Tormenta en la mitología hitita), de la diosa “Ḫepat” (madre de todos los seres vivientes y reina de las deidades) y hermano de la diosa “Inara” (diosa de los animales salvajes), monta sobre un tigre y siempre carga una hacha como símbolo.

EL TIGRE EN EL BUDISMO

El tigre tiene un significado simbólico entre la etnia “Yi” 彝族, de la familia tibeto- birmana, descendientes del antiguo pueblo “Qiang” 羌族, que habitó el oeste de China. Sus residentes han estado relacionados históricamente con los “Lopa”. Los “Yi” 彝, se consideran el “Pueblo del Tigre”. Algunas publicaciones recientes sugieren que el culto al tigre entre estos pueblos es una herencia del culto a la madre. Simboliza además en el budismo, la fuerza de la fe, del esfuerzo espiritual que atraviesa la jungla de los pecados, representada por un bosque de bambúes.

En Tailandia, hay una tradición ancestral y sagrada de tatuajes mezclada con el budismo. En el pasado, los guerreros se tatuaban símbolos alusivos al tigre, animal sagrado para los monjes budistas, que brinda fuerza y protección, o a un dragón, que significa fuerza y sabiduría. La finalidad de estos tatuajes era que los guerreros creían que quien los portaba, se volvía invencible frente a las armas. El nombre de estos tatuajes era y sigue siendo “Sak Yant”. Esta tradición de tatuarse apareció mucho antes del budismo, llegando a remontarse a tiempos prehinduistas.

Según antiguas leyendas, los descubridores del arte de los tatuajes con diseños de tigres y dragones fueron unos sacerdotes ermitaños llamados los “Ruesi”, quienes además eran consejeros y practicaban el arte de la magia. Por esta razón, eran consultados por reyes y emperadores, quienes normalmente tenían un Ruesi como empleado en su corte. Estos sacerdotes – magos fueron muy populares y expandieron sus creencias a la India.

EL TIGRE EN LA INDIA

El tigre es símbolo de la oscuridad y de la luna nueva, pues la oscuridad es asimilada siempre a las tinieblas del alma, que corresponde a un estado que los hindúes denominan “Tamas”En la India, el tigre es un animal respetado y valorado, al ser considerado una reencarnación del dios, es por ello que se prohíbe su caza, ya que podrían contener la energía del alma de algunos de los antepasados.

El “Maestro Tigre”, es uno de los espíritus subordinados del “Dios de la Tierra”, que en India se conoce como “Maa Durga” “Diosa Madre” o “Bhavani”, “Amba”, “Chandika”, “Gauri”, “Parvati” y “Mahishasuramardini”. “Durga” significa “inaccesible”, y frecuentemente es representada montado sobre un tigre.

Maa Durga

Los tigres son un símbolo muy importante en el hinduismo, representan la victoria sobre cualquier fuerza o sobre todas las fuerzas juntas. Un antiguo proverbio hindú dice: “quien cabalga un tigre, no se baja fácilmente de él”. La ferocidad del tigre hizo que fuera temido y fue así como se convirtió en un espíritu importante, evolucionando desde un tótem tribal hasta llegar a ser una deidad zoomórfica.

Brahma, el Dios creador, viste un taparrabos de piel de tigre y un cordón sacerdotal que es la marca de distinción de la casta de los brahmanes. Para los hinduistas, la piel del tigre es un trofeo del Dios “Shiva”, y también es la montura de la Diosa “Shakti”, la diosa del poder y la fuerza. La piel del tigre simboliza la victoria sobre toda fuerza. Sentado sobre la misma, Shivá enseña que ha conquistado el deseo. Los miembros de la tribu “Warli” adoran a “Warghia”, el señor de los tigres, mientras que en el sur el dios “Ayyappan” está asociado con el felino.

En Malasia, el curandero tiene poder para transformarse en tigre y es visto como el iniciante, que conduce a los neófitos por la jungla para iniciarlos, o en realidad para matarlos y resucitarlos.

Si te fue útil este artículo, por favor comenta, o mejor, suscríbete!

One comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.