El Feng Shui. La Energía Primigenia.

Hablar del “Feng Shui” 风水 es como encender una fumarola de la hierba buena y meterse dentro a tomar café, hay que fumarse un poquito para lograr entender ciertos términos, así que prepárate un espresso cargadito, prende un pucho y vuelve, para que estés al nivel psíquico emocional necesario.

Los conceptos fundamentales que componen la teoría del “Feng Shui” 风水, literalmente “Viento y Agua”, basados en la metafísica (según discípulos), son el “Qi” 气, el “Yin Yang” 阴阳, los “Cinco Elementos” 五行, los “8 Trigramas” 八卦 y el “Luo Shu” 洛書, que se basan además en los principios taoístas de Lao Tsé. El “Qi” 气, es la fuerza vital, “Ruach” para los hebreos, “Ki” para los japoneses y “Prana” para los hindúes. Es la fuerza que anima a todos los seres vivos, la esencia sutil del universo, soplo de vida universal, la energía primigenia de los mundos.

I Ching

Originalmente era una forma de geomancia (método de adivinación) aplicando los conocimientos sobre los cambios que ocurrían en la naturaleza, el clima y los astros. Sus orígenes varían según las fuentes. Por un lado, toma la simbología del “I Ching” o “Libro de los Cambios”, y por otro, incorpora los “Cinco Elementos” 五行.

El contenido del “I Ching” o “Yijing” 易经 (Libro de las Mutaciones) es de procedencia taoísta y no confucianista. Su versión confuciana fue escrita en el Siglo VI A.C., por el propio Confucio y alguno de sus discípulos. Se cree que describe la situación presente de quien lo consulta y predice el modo en que se resolverá el futuro si se adopta la posición correcta. Es un libro oracular- adivinatorio, y también un libro moral, a la vez que por su estructura y simbología, se considera un libro filosófico y cosmogónico, que describe a la energía como un aporte del cielo, mientras que la tierra actúa como receptora de ese energía, el Feng Shui 风水. Este libro contiene un gran número de metáforas que sirven de referente sobre cómo comportarse correctamente y cómo ser una mejor persona, dígase alguien noble. 

Los 8 Trigramas

Sus primeros textos se suponen escritos hacia el 3000 A.C., con el descubrimiento de los “8 Trigramas”, o “Bāgùa” (八卦), un símbolo compuesto 8 agrupaciones de tres líneas cada una, ordenadas alrededor de un centro, el símbolo del “Yin Yang”, que le fueron revelados a Fuxi 伏羲 o Paoxi 庖犧 (personaje mitológico mitad hombre mitad serpiente) de manera sobrenatural, al verlos escritos sobre el lomo de un animal mitológico, descrito como un dragón-caballo, que salió del Río Amarillo. Este dibujo es conocido como el Diagrama del Río (Amarillo), en chino “Hétù” 河图 y se tiene también como el origen de la caligrafía china.

Para interpretar el I Ching y poder “predecir” el futuro, se calculaban dichos hexagramas, donde cada uno representaba una figura compuesta de seis líneas horizontales apiladas (爻 yáo). Cada línea es Yang (línea ininterrumpida o sólida), o Yin (línea abierta, rota o quebrada con un hueco en el centro). Con seis de estas líneas apiladas de abajo hacia arriba, hay 64 combinaciones posibles, y por lo tanto, 64 hexagramas. ¿Lo pillas o no?

64 hexagramas del I CHing
Los 64 hexagramas del I Ching.

Los “Cinco Elementos” 五行 también tienen su contraparte con los “Cinco Animales Celestiales” 五物, que son la “Tortuga Negra” (parte trasera), el “Dragón Verde” (lado izquierdo), el “Tigre Blanco” (lado derecho), el “Ave Fénix” (parte delantera) y la “Serpiente Amarilla” (el centro) en una construcción.

Según el “Zang Shu” 葬书 o “Libro de las Sepulturas” (The Book of Burial), escrito por Guo Pu 郭璞 (276-324 A.C.), taoísta místico, coleccionista de relatos extraños, editor y comentador erudito de textos antiguos durante la Dinastía Jin, la energía “Qi” se dispersa cuando viaja a través del viento y termina al encuentro del agua. Si este flujo de energía termina en el agua que contiene nuestro cuerpo sería perfecto, porque toda esa energía se queda en nuestro ser y trae mejor salud y felicidad. Como información útil, esa energía tan valiosa, el “Qi”, se pierde durante la eyaculación, es por ello que los shivaístas practican el “sexo tántrico”, a través de la retro-eyaculación, nunca lo habremos visto todo en esta materia.


“Zang Shu” 葬书 o “Libro de las Sepulturas”(The Book of Burial) de Guo Pu 郭璞

Volviendo al “Feng Shui” 风水, éste considera cuidadosamente las orientaciones, ya que de cada punto cardinal emana una energía determinada. Dicha teoría se aplica en oriente a los sepulcros, sobre todo en Taiwán y Hong Kong, para determinar con claridad las coordenadas exactas para un entierro, ya que se cree que esto afecta a toda la descendencia del difunto

También se aplica a la planificación urbana, donde los espacios poseen una energía propia y especial, definida por la orientación y la fecha de construcción. El dragón y el tigre son elevaciones que tienen que existir a la izquierda o derecha de un lugar. En zonas urbanas, un dragón eficaz puede ser una edificación más alta que la nuestra ubicada a la izquierda. Un tigre efectivo puede ser una edificación baja que esté a la derecha.

Estas energías se calculan y son únicas para cada lugar, por ejemplo: el lado derecho de una construcción es llamado “Li Qi” 理气, y es el lado Tigre. “Li Qi” 理气, representa el “Fuego”, se cree que es un lado bastante peligroso, por lo que hay que evitar movimiento de electrodomésticos o cualquier otro utensilio eléctrico, dicen por ahí.

Existen dos grupos de energías que cambian de orientación y ubicación cada año. Son analizadas por los seguidores del Feng Shui 风水 y se denominan “Aflicciones Anuales” y “Estrellas Volantes Anuales”.

LAS TRES AFLICCIONES O CALAMIDADES ANUALES

Las “Aflicciones o Calamidades Anuales” reciben tres denominaciones en chino, la primera se conoce como “Tai Sui” 太岁 o “Gran Duque de Júpiter”, una estrella intangible tomando como referencia a las estrellas que están directamente al frente de Júpiter. El área de la casa que corresponde a la posición del Tai Sui 太岁 debe quedar vacía. Adeptos a tal filosofía realizan una sesión de oraciones con un sacerdote taoísta y ponen talismanes para proteger esta zona del “Tai Sui” 太岁. La posición del Gran Duque de Júpiter varía cada año y depende del animal que domine en dicha fase. En 2019 por ejemplo, estuvo localizada en el área noroeste del inmueble, que corresponde al signo zodiacal del cerdo, que estuvo en conflicto directo por tanto con la serpiente (sureste) y en conflicto indirecto con el mono (suroeste) y con el tigre (noreste).

La segunda denominación es “Sui Po” 岁破, una estrella intocable que siempre se encuentra diametralmente opuesta al “Tai Sui” 太岁, o sea en 2019 sería el lado sureste de la casa, que corresponde al signo zodiacal de la serpiente, en conflicto directo con el cerdo (noroeste). 

La tercera y última calamidad anual se conoce como “San Sha” 三杀 o “Saat Sarm” o“Los Tres Asesinatos”.El número “tres”, hace referencia a tres hechos catastróficos, que serían: Robo “Jie Sha” 劫杀, Desastres o Calamidades “Zai Sha” 灾杀 y Año Sha “Sui Sha” 岁杀, que trae pérdidas económicas, accidentes, calamidades y múltiples reveses, según pitonisos enterados.

Las energías del San Sha son direccionales y afligen a partir de los cuatro puntos cardenales dependiendo del signo animal o rama terrestre del año. Se ubica en un espacio de 75 grados en la dirección cardinal opuesta a la fase representada por dicha rama terrestre. Por ejemplo: La rama terrestre de 2017 fue el “Gallo de Fuego”, en el oeste, por tanto, el San Sha se ubicó en el este.

Otro ejemplo, el 2021 será el Año del Buey de Metal, ubicado también en el oeste. Esto significa que el San Sha estará ubicado en el este, al igual que en 2025, Año de la Serpiente de Madera. Si te hizo efecto el café y te diste cuenta, este punto cardinal(oeste) se repite cada cuatro años, 2009, 2013, 2017, 2021, 2025 y así sucesivamente. Para hacerlo más fácil, a continuación te dejamos una referencia que aplica para cualquier año:

Signo ZodiacoRoboDesastreAño Sha
Tigre, Caballo, PerroNoroeste 3Norte 2Noreste 1
Serpiente, Gallo, BueyNoreste 1Este 2Sureste 3
Mono, Rata, DragónSureste 3Sur 2Suroeste 1
Cerdo, Conejo, CabraSuroeste 3Oeste 2Noroeste 1

LAS NUEVE ESTRELLAS VOLANTES

Por su parte, las “Estrellas Volantes Anuales” son 9 en total, y ocupan el centro y cada uno de los 8 sectores de un espacio, correspondientes a los 8 puntos cardinales. Los arreglos que se hacen para aprovechar sus características positivas o protegerse de eventuales problemas se basan en la “Teoría de los 5 Elementos”, que en chino recibe el nombre de “Wuxing” “五行”, los cuales crean 12 ciclos de 12 años cada uno, cada año con un animal diferente, que se repetirá en un máximo de 5 ocasiones, por tanto, dicha serie tiene un periodo de 60 años, comenzando desde “Rata de Madera” y terminando con “Cerdo de Agua”. El ciclo actual comenzó en el año 1984 y terminará por tanto en 2044. Cada personalidad individual se asocia con un animal que la represente, según el año (lunar) de nacimiento.

Volviendo a las “Estrellas Volantes Anuales”, se dividen en dos grupos de estrellas positivas y estrellas negativas. En 2019, por ejemplo, las estrellas negativas fueron 2, 3, 5 y 7. Veamos a continuación donde están ubicadas poniendo como ejemplo el año 2019:

La Estrella Negra número 2, en 2019 estuvo ubicada en el noreste; correspondiente al signo del tigre. La Estrella de Jade número 3 puede tener polaridad positiva, negativa y neutral. En 2019 miró hacia el sur, lo que hace que éste no sea un buen sitio. La Estrella Amarilla número 5, está ubicada en el suroeste, entre el 4 de febrero de 2019 y el 3 de febrero de 2020. Es una estrella voladora extremadamente inestable e impredecible, no tiene género, ni trigrama (símbolo compuesto por 8 trigramas, que son 8 agrupaciones de tres líneas cada una, ordenadas alrededor de un centro, el símbolo del “Yin Yang”). La Estrella Roja número 7 también puede tener polaridad positiva, negativa y neutral. Para el 2019 se consideró maliciosa, de influencia negativa y se ubicó al sureste.

El otro grupo de estrellas que conforman la serie de “Estrellas Volantes Anuales” son la 1, 4, 6, 8 y 9. La Estrella Blanca número 1 es de energía favorable, especialmente para los estudiantes, escritores, artistas y todas aquellas actividades relacionadas con la literatura, las comunicaciones y los viajes. La Estrella Verde número 4, aporta la energía que apoya el estudio, la belleza y el romance. Este sector de la casa es muy favorable para los niños, estudiantes y para todas las personas cuyas actividades están relacionadas con la enseñanza, el estudio, el artes y la literatura. La Estrella Blanca número 6, se dice que posee la energía benevolente del éxito en la carrera, la autoridad y el poder. Se relaciona con la oportunidad de ascenso. La Estrella Blanca número 8 es considerada la más favorable de todas las energías, trae prosperidad y éxito financiero. Por último, la Estrella Púrpura número 9 puede tener polaridad positiva o negativa, en dependencia del año.

Cada año del “Ciclo Sexagenario” (sistema numérico cíclico de sesenta combinaciones de dos ciclos básicos: los diez Troncos Celestiales 天干 y las doce Ramas Terrenales 地支posee 60 generales celestiales. Debido a que la mayoría de los generales tienen un fondo militar, se conocen normalmente como los “Generales Militares” o “Dioses Cíclicos”. Cada general domina durante un año, y todos en conjunto ayudan al Emperador de Jade para hacerse cargo del bienestar del Mundo Mortal. Cada una de sus características y armas significa el bienestar de ese año. El General regente para 2019 es “Xie Tai” 谢太, ubicado al noroeste.

CRÍTICAS Y DETRACTORES

Ampliamente considerado una pseudociencia, una afirmación, creencia o práctica presentada incorrectamente como científica, por no seguir un método científico válido, el “Feng Shui” 风水 no puede ser comprobado de forma fiable, por el propio hecho de que carece de un método verosímil de acción.

Ha sido criticado por muchas organizaciones dedicadas a investigar fenómenos paranormales. Por ejemplo, James Randi, un ilusionista, escritor y escéptico canadiense; conocido por exponer fraudes relacionados con la parapsicología, la homeopatía y otras pseudociencias, describe el feng shui como “una antigua forma de engaño. Mientras que “Skeptics”, una revista con publicación trimestral de ciencias de la educación y la promoción científica a nivel internacional por “The Skeptics Society” (Sociedad de Escépticos), una organización sin ánimo de lucro dedicada a promover el escepticismo científico y la resistencia a la propagación de la pseudociencia, la superstición, y las creencias irracionales, señala, que es “un completo sinsentido, nada más que antiguas supersticiones chinas”, que la evidencia de su efectividad se basa en anécdotas.

Esto lleva a posturas enfrentadas entre diferentes practicantes, que afirman que se debe a variaciones entre diferentes escuelas; mientras que analistas críticos consideran que se debe a que el feng shui siempre se ha basado en meras conjeturas. Otros, como el Committee for Skeptical Inquiry de la revista Skeptical Inquirydefinen al feng shui como “una creencia mística de una armonía cósmica”.

Si te fue útil este artículo, por favor comenta, o mejor, suscríbete!

2 comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.